¿Qué es la fotodepilación?

Existe mucha confusión al respecto y el primer concepto que hay que tener claro es que la fotodepilación, es la depilación mediante luz. Láser o Luz intensa pulsada ( IPL ), son fotodepilación. Muchas personas creen que la fotodepilación es exclusivamente la realizada con equipos de luz pulsada.

El principio de la fotodepilación es el de fototermolisis selectiva, esto es, la luz ( foto) transformada en calor (termo) destruye ( lisis ) las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva, mediante la absorción de la misma por parte de la melanina.

De manera sencilla, de lo que se trata es de aprovechar la energía calorífica de la luz para quemar.

Luz → calor → quemar

¿Cuáles son los sistemas de fotodepilación?

Hay dos, láser y luz pulsada ( IPL )

El láser se caracteriza por ser una luz monocromática, "viaja" en una única dirección y es de alta densidad. Dentro de éstos, existen distintos equipos con distintas longitudes de onda, Alejandrita, Diodo, Neodimio YAG…

La luz pulsada, es una luz difusa que mediante filtros ópticos se filtra para obtener luz en una longitud de onda determinada e idónea para cada aplicación. Por su versatilidad, permite la realización de otros tratamientos como el fotorrejuvenecimiento, eliminación de manchas, etc..

¿Láser o IPL?

En cuanto que el principio de funcionamiento es el mismo, tanto el láser como la luz pulsada, son válidos y efectivos para depilar. Aunque todos los equipos son luz, no todos alcanzan el folículo piloso con energía suficiente para quemar las células germinativas del pelo. Por ello, debemos desechar aquellos equipos que no "quemen", o los sitios donde te digan que has de volver al cabo de un mes. Esto se debe o bien porque bajan las potencias en los equipos y así asegurarse que el cliente vuelva más de lo necesario o porque la aparatología empleada – de muy bajo coste - no dista mucho de ser como la que te puedes comprar como uso doméstico.

¿Funcionan los aparatos de fotodepilación domésticos?

Éstos, depilan, pero no eliminan los folículos. Para llegar en profundidad y lograr resultados, hacen falta unos condensadores y por lo tanto un sistema de refrigeración muy potente. Los aparatos IPL o de láser suelen ser equipos muy pesados y cuestan miles de euros. Es técnicamente imposible lograr el mismo resultado con un aparato de 400 / 500 €, de marca y que pesa 2 kilos. Sólo el mantenimiento y cambio de una lámpara de un equipo IPL – éste se realiza 2 meses aprox. – duplica en coste al de un equipo doméstico.

Es más, estos aparatos fortalecen el folículo y lo hace más fuerte y grueso. Existe hoy una tecnología demostrada de uso de luz/láser de muy baja potencia, que aplicado sobre el cuero cabelludo permite despertar folículos pilosos "durmientes", aún no muertos y provocar el crecimiento de pelos desaparecidos. Así que… cuidado con esa tecnología.

¿Es más efectivo el láser que el IPL?

Ambos son efectivos y ambos eliminan la raíz del folículo. Si la piel es muy clara y el pelo muy oscuro, el láser es muy efectivo. Si la piel es más oscura o el pelo es castaño, la luz pulsada es más efectiva. El IPL permite depilar a un abanico más amplio de fototipos de piel que el láser.

¿Es definitiva?

No. El cuerpo seguirá generando nuevos pelos tanto con una tecnología como con la otra. Una vez "finalizado", la persona se realizará una sesión de repaso cada 1/2 años en corporal y con más frecuencia en facial.

¿Cuántas sesiones necesito?

La media de sesiones en corporal es entre 6 y 8 +/-, no hay dos personas iguales. Hay quien con 4/5 sesiones finaliza y otras personas necesita alguna más. Cuanto más blanca sea la piel y más negro el pelo, mejores resultados se obtendrán y menos número de sesiones serán necesarias. En facial, la cosa cambia y el número de sesiones se incrementa a un número superior a 10 sesiones aunque hay personas que no llegan a ellas.

¿Cada cuánto tiempo me tengo que hacer las sesiones?

Para que una sesión de depilación sea más efectiva tenemos que destruir el mayor número de folículos pilosos en la fase anágena de crecimiento del vello – cuando el pelo está "agarrado" a la raíz -. Cada zona del cuerpo tiene un crecimiento y duración distinta de las diferentes fases del pelo. Por este motivo la sesión será más eficiente espaciando las sesiones en función de la duración de esta fase anágena, no siendo necesario ni recomendable depilar todos los meses sino seguir el crecimiento del pelo según sus tiempos, espaciando las sesiones sin que superen los 4 meses.

El intervalo entre sesiones dependerá también de la existencia o no de pelo en la zona y de las velocidades de crecimiento en cada zona y persona.

Hoy te haces una sesión, pasados 15 / 20 días el vello que aflora se te desprende, quedándote la zona prácticamente limpia. Cuando vuelve a salir – pasados dos / tres meses desde la sesión – es cuando tienes que realizarte la siguiente y según te vas haciendo sesiones, el tiempo entre ellas se van distanciando cada vez más, porque cada vez vas a tener menos pelo . Siempre, para realizarte la siguiente sesión, ha de haber un mínimo de pelo.

En facial el pelo crece más rápido que en corporal, por lo que las sesiones no se distancian tanto tiempo y el número de sesiones es mayor. Las primeras van a ser cada mes y medio / dos y al igual que corporal, según te vas realizando sesiones, éstas se van distanciando en el tiempo.

¿Duele?

El umbral del dolor es diferente en cada persona. Quemar los folículos duele, pero muy poco. No te asustes. Aún así, existen personas que, acostumbradas a la cera, no sienten prácticamente ninguna molestia. Depende también de la zona a tratar, una ingle integral no es igual que unas axilas, por ejemplo. Lo cierto es que nadie lo ha dejado por dolor. En zonas sensibles como la anteriormente mencionada, se puede aplicar antes de la sesión alguna de las cremas anestésicas que puedes adquirir en farmacia. El porcentaje de personas que tienen que recurrir a ellas, es muy pequeño.

¿Tiene efectos secundarios?

Tras una sesión de fotodepilación se puede producir algún efecto adverso que en breves horas desaparecerá, estas pueden ser:

- Enrojecimiento de la piel transitorio (muy frecuente)
- Edema perifolicular ( frecuente)

En estos casos se hidrata mucho la piel y en unas horas o un par de días desaparecerán

¿Existen contraindicaciones?

Sí, y estos son algunos casos en que está contraindicado realizar un tratamiento de fotodepilación:

- Infecciones en la piel
- Casos de fotosensibilidad
- Embarazadas o en período de lactancia. La mujer embarazada genera prolactina, una hormona que altera la pigmentación de la piel y podrían salir manchas.
- Herpes
- Problemas cardiovasculares
- Toma de Roacutan
- Ingesta de medicamentos con principios activos fotosensibles
- Tratamientos de ácidos. Estos han de esperar al menos 30 días.